¿POR QUÉ AUTOEDITAR UN LIBRO?

¿POR QUÉ AUTOEDITAR UN LIBRO?

El sector editorial, como el de la música en su momento, ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Hoy las grandes editoriales están más pendientes de los libros auto-editados por los escritores que en atender la gran cantidad de manuscritos recibidos. Observan la reacción del público, la cantidad de libros vendidos y tienen una base real del resultado a la hora de contratar a un escritor.
La auto-edición no es un invento nuevo. Desde que existe la industria del libro, las ediciones por parte del propio autor eran más habituales de lo que pensamos.ipadreader

John Kennedy Toole, tras haber escrito “La Conjura de los Necios” intento infructuosamente que la publicasen. Todas las editoriales se negaron, por ello sufrió una depresión que le llevo al suicidio, hoy es una de las obras más difundidas.
Numerosos autores que disfrutan o han disfrutado de un gran éxito comenzaron auto publicándose sus libros, Mario Benedetti (Peripecia y novela), Jorge Luis Borges (Fervor de Buenos Aires), Lewis Carroll (Alicia en el país de las maravillas)…

amazon-881307_1280
Y estos son algunos de los escritores que auto-publicaron sus obras recientemente.
Eloy Moreno, “El bolígrafo de gel verde”. Tras lograr tener más de 2000 seguidores en Facebook y una buena cantidad de ventas, las editoras de Espasa se fijaron en él y le ofrecieron un contrato con su empresa.
La estadounidense Lisa Genova, “Siempre Alice” Ninguna editorial convencional la quiso y optó por la autoedición invirtiendo su propio dinero. Al poco tiempo de estar en librerías, un importante sello editorial le pagó un adelanto de seis dígitos y llevó al libro a la lista de más vendidos del New York Times.
La española Neus Arqués, “Un hombre de pago”. Auto editó su primera novela, Su libro acabó en el mismo sello que las súper ventas internacional Dan Brown.

Estas son algunas historias de éxito que comenzaron con la autoedición, si ellos lo consiguieron ¿Por qué tú no?

“Recuerda, si no te ven…… No te conocen, no te leen, no te compran.”